Testimonio Ho'oponopono: Oraciones - Frases

publicado a la‎(s)‎ 10 feb. 2014 12:34 por Jorge López   [ actualizado el 17 abr. 2015 4:44 ]

Ho'oponopono Actualizado, Mabel Katz.

Buenos días Quiero compartir con uds, la situación mas impactante que he vivido. En los últimos 5 o 6 meses, me dejé llevar por los problemas, abandoné por completo el hooponopono, no tenía tiempo para mis oraciones y en el día no me acordaba de las frases sino de enfrentar los problemas. Consecuencia: sábado 6 de noviembre de 2010 a las 9:15 am ingreso por urgencias de la clínica Chicamocha de Bucaramanga, entrego mis documentos, para ser atendido me siento en una silla e inmediatamente, se me produce infarto agudo del miocardio. Entre todas las personas que estaban en urgencias me subieron a una camilla y me llevaron a la sala de reanimación. Me colocaron 14 desfibirlaciones (choques eléctricos) nueve de los mejores médicos de la ciudad, que se encontraban por casualidad en la clínica, lucharon durante 40 minutos para reanimarme, pero no fueron capaces. Reunieron a mi familia, y les informaron que yo habia tenido una muerte cardíaca súbita y que por consiguiente les informaban que yo había muerto. En ese instante mi esposa se retiró a un lado y se acordó de lo que yo les venía enseñando, se calmó, sintio una paz que le invadía todo el cuerpo, y empezó a hacer sus peticiones acompañadas de "gracias te amo". Dice ella que repitió estas frases por lo menos unas mil veces. En ese mismo instante mi hermana se me acercaba a la camilla donde yo estaba muerto, y me dijo al oido, gracias te amo, e inició una secuencia de gracias te amo, durante casi 20 minutos. En la misma sala mi hija iniciaba "lo siento, perdóname, gracias, te amo". Despues de 20 minutos de inactividad y donde me puse frío, morado, los labios morados, inexplicablemente el corazón dio señales de actividad, inmediatamente el Dr. Hernández, cardiólogo, me subió al 6to piso e inició la operación. Desde la ingle introdujo unos catéteres y destruyó 2 coágulos que tenían obstruidas las arterias y cortó un pedazo de arteria que estaba completamente taponada y la reemplazó por un stent-- una hora más tarde estaba en la sala de cuidados intensivos. Todos los médicos, camilleros, anestesiólogos, urgenciólogos que me atendieron manifiestan que lo mío no fue el resultado de algo humano, sino que es resusltado de algo divino; que Dios intervino para devolverme a la vida. Saludos Gracias, te amo.

---Jaime

Otros testimonios de ho'oponopono: Pincha Aquí Información sobre Ho'oponopono Pincha Aquí Próximos seminarios: Pincha Aquí


La información contenida en esta página esta protegida por derechos de autor. Por lo tanto no puede ser legalmente reproducida, ni en parte ni en su totalidad, sin consentimiento explícito. Fundación BLANCAMA posee la autorización necesaria para su publicación. En todo caso se autoriza hacer referencias a la información contenida en esta página y establecer hipervínculos (enlaces) a ella.
Comments