Testimonio Ho'oponopono: La paz empieza conmigo.

publicado a la‎(s)‎ 10 feb. 2014 12:29 por Jorge López   [ actualizado el 17 abr. 2015 4:41 ]

Herramienta de Paz de Ho'oponopono: Flor de Lis. Mabel Katz

EL CAMINO PARA ALCANZAR MÍ LIBERACIÓN TOTAL Si tuviera que describir mi experiencia con el Ho ´oponopono en una sola frase, esta sería "El Ho´oponopono me ha mostrado el camino para alcanzar mi liberación total. – Mauricio Echeverri Gil _ Mi inicio en el Ho´oponopo se dio hace tres años a raíz de un episodio que en ese momento catalogué como trágico……….. A mi esposa le fue diagnosticado cáncer (gracias, gracias, gracias)". A partir de este momento me embarque en una tragicomedia dirigida por mi propio intelecto, su historia se desarrollaba en mi país de origen Colombia, sus personajes, mis seres queridos, amigos conocidos, etc. La trama, una víctima del destino (yo), quien tenía una vida apacible y despreocupada descubre una mañana cualquiera que sus temores (memorias) se hacen realidad: su esposa padece de una enfermedad potencialmente mortal; sus oportunidades laborales se cierran; su relación de pareja se convierte en la de dos personas que se encapsulan durante una estación de sequía esperando el tiempo apropiado para vivir nuevamente. Por su puesto mi papel protagónico en esta puesta en escena llegó incluso a tener su encanto, toda vez que los otros actores (amigos y familia) de forma magistral daban vida a su personaje siguiendo el libreto que yo les dictaba (hoy comprendo que esto es literalmente cierto, y que todos ellos eran mi creación y actuaron gobernados por mis memorias). En mi familia se usa mucho una expresión coloquial que dice "Entró a la época del piojo", esto equivale a "siete años de mala suerte"……. Me sintonice con esta memoria de forma automática haciéndola mía (lo siento por favor perdóname por aquello que ha creado esto)….. Mientras la humanidad se estaba preparando para hacer la transición a la Era de Acuario, yo me preparaba para la Era del Piojo, esa fue mi condena, mi decisión; eso era lo que me dictaba el intelecto, eso era lo que le garantizaba a mi ego su estatus como estrella del espectáculo. Por fortuna todas las dimensiones de mi vida (trabajo, pareja, salud) se tambaleaban. Digo que esto fue una fortuna porque la tormenta de mi ego fue tan fuerte que me arrojó a las costas de las prácticas espirituales, cosa que hubiese sido imposible para una persona como yo, siervo de los símbolos de su propio ego e incrédulo por definición. Si me pusiera a enumerar estos símbolos probablemente nunca acabaría toda vez que ellos dan forma al equipaje compuesto por todas las memorias que vengo recogiendo a lo largo de las incontables vidas y que he vivido desde el principio de la creación hasta el presente. Cuando llegue a la costa de las prácticas espirituales, quede abrumado por el pandemonio de gurús, sanadores, sacerdotes, motivadores, guías espirituales, astrólogos, numerólogos, prestidigitadores, brujos, sabios, meditadores, chamanes, etc., todos ellos autoproclamados dueños de la verdad y poseedores de toda clase de sortilegios que te permiten alcanzar el nirvana en la tierra. En medio de este Vietnam de soluciones a los problemas del ser, me di a la tarea de experimentar muchas cosas, además de inventarme mis propias recetas con los mejores ingredientes de los miles de platillos a disposición. En este proceso de ensayo y error, fui encontrado por libros (si los libros me encontraron a mí) que me hicieron consciente que el mundo externo o mi universo conocido es el resultado de mi propia creación!!!! Practique varias cosas obteniendo resultados igualmente variables, finalmente llegó a mí un artículo de Joe Vítale sobre Ho ´oponopono titulado "El terapeuta más inusual del mundo". En este punto de la historia sentí en el corazón que este misterioso proceso hawaiano de resolución de problemas me permitiría alcanzar el escurridizo nirvana. A partir del artículo de Joe Vítale, me entregue de forma frenética a la tarea de querer conocer más acerca del Ho ´oponopono, así que le pedí al universo información sobre el tema y este dijo "your wishes are commands", acto seguido los cielos se abrieron desatando sobre mí una tormenta de información de todos los olores, colores y sabores. Empecé a incorporar a mis prácticas las herramientas del Ho ´oponopono disponibles en el internet, al principio la técnica se me antojó como el ingrediente perfecto para mis propias recetas para aliviar los asuntos del ser…… ahí si mis técnicas mejoradas las conociera el DR. Hew Len, este se pondría verde de la envidia…. Sin embargo en honor a la verdad en algún punto de mi febril incursión en las teorías de la superación personal encontré el libro El Camino Más Fácil de Mabel Katz (gracias Mabel), a partir de este momento comencé a entender con el intelecto y con el corazón lo que uno y otro necesitaban saber para encontrar las soluciones correctas y perfectas a mis problemas. Igualmente en la medida en que empecé a hacer más y más limpieza a través de las herramientas del Ho ´oponopono, también empecé a encontrar la información correcta para mí y muchas de las respuestas a mis preguntas empezaron a aparecer mágicamente en los videos de entrevistas y talleres de Mabel disponibles en el internet (gracias de nuevo). A propósito desde ya estoy haciendo mi limpieza para encontrar el camino más fácil hacia el seminario que vas a realizar en Colombia Mabel. ¿Cómo concluye esta historia? En la medida que fui aprendiendo a limpiar, mágicamente empezaron a aparecer personas que me extendieron su mano, también empezaron a abrirse puertas con las que no contaba. Viendo las cosas en retrospectiva me doy cuenta que los salvavidas del cosmos llegaban cuando realmente me dedicaba a limpiar todo el tiempo, desafortunadamente solo hacia esto en las épocas más críticas (el gran reto del Ho oponopono es hacerlo todo el tiempo, por ese he escrito este artículo como un recordatorio para mí mismo). Sin hacer ninguna otra cosa diferente al Ho ´oponopono, la trama de la tragicomedia que desate sobre mi vida empezó a desenlazarse. Ahora entiendo que no necesito de nada de ni de nadie para solucionar mis problemas, solo necesito aceptar el 100% de responsabilidad por todo lo que sucede, si yo creo mi propia realidad, a través de la limpieza puedo enmendar todo aquello que no es correcto y perfecto. De esta forma puedo vencer a los demonios, es decir las memorias que llevo adentro. La salud de mi esposa. Mi esposa con su sabiduría innata, nunca, pero nunca le dio poder a la enfermedad, nunca se quejó, nunca se resistió, ella solo pasaba la página frente a lo que para mí eran tragedias, la caída del pelo, los síntomas de la quimioterapia, la cirugía, las quemaduras de la radioterapia, etc. Cuando la puse en contacto con el Ho ´oponopono y encontrábamos nuevas respuestas a nuestras preguntas sobre este proceso, ella solamente esbozaba una sonrisa que confirmaba lo que ya sabía, que la enfermedad era solo un espejismo, un reflejo de algo, que solo bastaba con no darle poder. Alguien le dijo a mi esposa que en otra vida ella fue una chaman, una curadora, debe ser cierto mientras ella levitaba sobre el problema y se sanaba soltando, yo luchaba contra esa enfermedad que un médico describió como una bestia con patas de ratón y cabeza de dragón. Por fortuna encontré el Ho´oponopono para ayudarme a soltar, evitando así arrastrar a mi esposa conmigo al pantano de mis propios temores. Hoy mi esposa está bien de salud, los exámenes que le practican periódicamente salen perfectos. Nuestra relaciónEncontramos la sabiduría para dejar pasar los momentos más tensos, hoy tengo claro que estamos juntos porque tenemos muchas cosas que limpiar, coincidimos en esta vida y en este tiempo para enmendar entre nosotros las tensiones entre hombres y mujeres, que tienen lugar desde el origen de nuestra especie. Haciendo Ho'oponopono hemos logrado conjurar cada nube negra que se cierne sobre nuestra relación, hoy tenemos una pareja más sólida que hace tres años. Nuestra vida laboral Cuando el tratamiento de mi esposa se encontraba en su etapa más difícil, encontré un trabajo bien remunerado, relativamente estable y además le proporcionaba a mi ego un sentido de poder y superioridad. Esta experiencia se constituyó en uno de los grandes quiebres de mi vida laboral toda vez que nunca había tenido una relación tan desastrosa con mis jefes, además todo parecía conjurarse para que las cosas no salieran. Hice bastante Ho'oponopono y sucedió lo correcto, es decir justamente lo contrario a lo que estaba esperando……. La relación con mis jefes no mejoró, al término de un año mi contrato no fue renovado y a mí tampoco me interesó, pero las metas se cumplieron y salí con la frente en alto, esta vez con el deseo de trabajar independientemente. Después de un buen tiempo de no encontrar empleo mi situación económica se tornó crítica y en consecuencia volví a practicar el Ho'oponopono todo el tiempo, ese es mi talón de Aquiles solo recuerdo hacerlo de forma incesante cuando tengo el agua al cuello (gracias, gracias, gracias). Los resultados no se hicieron esperar me resulto una oferta de empleo que me permitía manejar mi tiempo; además y para mi sorpresa se materializo uno de los sueños que venía empollando desde que era universitario….. Mis dos mejores amigos, quienes fueron jefes míos decidieron darle vida a nuestra firma de consultoría, durante una década, todos los años sin excepción encontrábamos las excusas perfectas para no empezar. Sin embargo de la noche a la mañana un día que me encontraba fuera de la ciudad donde vivo (Bogotá), me llamaron para decirme que regresara a la ciudad para formalizar mi ingreso a nuestra nueva sociedad. Hoy en día la firma tiene un año de vida, tiempo en el cual tuvimos 6 meses prósperos y seis con la facturación congelada (durante los seis meses de prosperidad descuide mi limpieza, gracias, gracias, gracias). El día de ayer 19 de enero de 2011 sentí la necesidad imperiosa de escribir este artículo, en principio lo hice con el deseo de que fuera publicado. No obstante al digitar la primera letra tuve la claridad de que este ejercicio era un proceso de limpieza y así fue. Con cada palabra y cada línea empezaron a aflorar cientos de cosas sobre la cuales he podido limpiar…….. A propósito ayer dedique tres horas de la mañana a trabajar en este texto, y a eso de las 8:00 PM recibí la llamada de uno de mis socios para informarme que habíamos ganado una licitación que garantiza el funcionamiento de nuestra firma durante diez meses…. ¿Será acaso esto una coincidencia? …….. Ahora mi negocio tiene con que operar, solo falta ponerlo a producir y mientras escribo esto estoy limpiando para encontrar el camino más fácil hacia nuestra consolidación financiera. En enero 4 de 2011, mi esposa recibió una oferta laboral por un año, este nuevo salvavidas llegó después de ocho años de estar dedicada a empleos temporales esporádicos. Mmm! Como regla matemática este nuevo regalo llegó después de dos meses críticos en los cuales nos acordamos de limpiar permanentemente! …. ¡Que poderoso es mí intelecto, logra sacarme de la ruta hacia el nirvana para llevarme al valle de lágrimas de mi propio ego! Para finalizar Quiero aclarar que estas palabras las he escrito para mí, las pocas horas que he dedicado a esta labor las he asumido como una meditación para seguir limpiando aquellas memorias en mí que persisten en perpetuar la tragicomedia que acabo de compartir. Entiendo perfectamente que todos aquellos que llegasen a leer estas líneas, solo existen dentro de mí, en ese orden de ideas si alguien se siente inspirado a limpiar cualquier cosa que pudiese surgir, solamente estará ayudándome a alcanzar mi liberación total. A partir de este momento pongo punto final a mi tragicomedia y dejó que el telón de la vida se levante de nuevo. Que dé inicio pues una nueva función, está vez ahora me asiste la serenidad inconmovible de saber que este mundo que sirve de escenario para nuestras vidas no es un valle de lágrimas, es solamente un valle en cuya entrada se lee la siguiente inscripción "La paz empieza conmigo".

---Mauricio Echeverri Gil

Otros testimonios de ho'oponopono: Pincha Aquí Información sobre Ho'oponopono Pincha Aquí Próximos seminarios: Pincha Aquí


La información contenida en esta página esta protegida por derechos de autor. Por lo tanto no puede ser legalmente reproducida, ni en parte ni en su totalidad, sin consentimiento explícito. Fundación BLANCAMA posee la autorización necesaria para su publicación. En todo caso se autoriza hacer referencias a la información contenida en esta página y establecer hipervínculos (enlaces) a ella.
Comments